¿Pensando en adquirir una o varias alfombras nuevas? ¿Te está costando tomar una decisión sobre tamaño, color o estilo?Vamos a intentar ayudarte a que no te equivoques en su elección.

Un error muy común es elegir alfombras muy pequeñas para determinados espacios. La alfombra debe ajustarse al espacio existente. Si no lo hace,cuando entremos en una habitación notaremos que algo no encaja. Si la decoración es perfecta, ¿qué está fallando? Posiblemente, el tamaño de la alfombra. Lo mismo ocurre al contrario, cuando elegimos una alfombra demasiado grande para el lugar a la que va destinada. Y es que si elegimos un tamaño de alfombra demasiado grande, es posible que nos empequeñezca el espacio, y si es demasiado pequeña, parecerá que está fuera de lugar. Para ayudarte a no errar recuerda que la alfombra debe estar a una distancia mínima de 60 cm de la pared y por supuesto alejadas del radio de apertura de la puerta. Una manera que te puede ayudar a hacerte una idea es delimitar el espacio con cinta de carrocero, simulando que sea el borde de la alfombra.

elegir la alfombra perfecta

Tenga en cuenta que dependiendo del espacio donde coloque la alfombra, esta sufrirá más o menos tráfico. Si deseas asegurar que tu alfombra dure mucho tiempo evita que le de la luz solar de forma directa y gírala de vez en cuando para que se desgaste uniformemente de desgaste.

A tener en cuenta también es el material que elijamos.  Si tienes niños o mascotas elige una alfombra de fibra duradera y fácil de limpiar. Cuanto más largas sean sus fibras, más mantenimiento necesitarán. Para estos casos lo mejor es una alfombra de color oscuro.

Si algún miembro de la familia es alérgico, elige alfombras de fibras órganicas como, por ejemplo, el yute.

Si algún familiar utiliza bastón o silla de ruedas escoge solo alfombras de pelo corto.

En cuanto al estilo, ¡son infinitos! Las alfombras deben siempre reflejar vuestra personalidad y, por supuesto, estar en consonancia con el mobiliario.

Si la pared es neutral puedes instalar una alfombra que aporte color y energía a la estancia. Las alfombras persas son ideales para conseguirlo. Si por el contrario, la pared es colorida, escoge una alfombra de color neutral.

Las paredes y alfombras oscuras hacen que una habitación parezca más pequeña, mientras que las paredes y alfombras de colores claros amplían visualmente el espacio.

Esperamos haberte podido ayudar con estos pequeños consejos. Ahora, ¡a disfrutarla!