A la hora de elegir el suelo de una vivienda, cada vez somos más los que buscamos no sólo la estética. Si hay algo que sufre realmente en un hogar es el suelo. Zapatos sucios, patas de nuestros animales domésticos, las patas de nuestros muebles que cada vez que los movemos lo raspan… Por ello, si estás considerando cambiarlos, tendrá que pensar el uso que le vas a dar a cada habitación antes de tomar cualquier decisión. La madera dura o las alfombras pueden ser excelentes para alguna habitación, pero no siempre es igual en toda la estancia.

Hay que tener en cuenta:

  • Si sois muchos miembros en la familia y hay niños pequeños, es muy probable que entren en la vivienda con barro y tierra en los pies. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer para proteger el recibidor y, en última instancia, el resto de la casa, es colocar suelos fáciles de limpiar que, al mismo tiempo, atraparán la suciedad. La porcelana o azulejos de cerámica son una muy buena opción, ya que son de bajo mantenimiento y muy duraderos. Sin embargo, el azulejo se puede romper si dejas caer algo sobre él, por lo que es necesario tener siempre mucha precaución.

Visto en casarevista.com

  • En la habitación de los niños, y más si estos son muy revoltosos, lo ideal es buscar algo que sea suave para que los niños se puedan tumbar, sentarse y jugar. Os sugerimos vestir el suelo con una alfombra que sea fácil de limpiar, por ejemplo, de polipropileno o nylon. Las baldosas de alfombra son otra gran idea debido a que se pueden organizar en todo tipo de tamaños y diseños.

  • En tu dormitorio opta por alguna alfombra muy suave. El suelo de madera no es el más cómodo con los pies descalzos por la mañana. Crea tu propio refugio vistiendo el suelo con una bonita alfombra de seda o lana. Su tacto y suavidad envolverá toda la estancia.

el suelo perfecto

  • Si tienes un despacho te sugerimos un suelo de madera con una alfombra de tejido plano, que será acogedora al mismo tiempo que mantendrá de pie frente a una silla con ruedas giratorias que podrían destrozarte el suelo.

Si las alfombras no entran dentro de tus planes otra opción para las áreas de mayor tráfico son los suelos de madera dura. Además, la madera es como el vino, mejora con los años y desarrolla una hermosa pátina, por lo que su envejecimiento no debe preocuparte.

  • Si tienes mascotas las baldosas son aconsejables. También, los suelos de bambú.
  • En el baño hay demasiada humedad y oportunidades para que se produzcan derrames de cosméticos y artículos de tocador. Por ello opta por alguno de los innumerables suelos de baldosas que existen hoy en el mercado.

  • En la cocina, ve más allá de las típicas baldosas y apuesta por suelos de maderas claras, oscuras o incluso gris. Puedes optar por maderas que estén tratadas para soportar la humedad y que sean adecuadas para este tipo de espacios.

Ver más en “Como elegir el suelo de tu vivienda”